domingo, 7 de febrero de 2010

&

Ana, es tan corta la vida,
quizás me vuelva mentira
y no te conozca mañana.